Cuenta atrás para las aerolíneas: adiós a los aviones de pasajeros transformados en cargueros

En cuestión de ocho días, la carga aérea tendrá que despedirse de uno de los vestigios de la pandemia que ha logrado salvar, en parte, la crisis de capacidad de la industria: los aviones de pasajeros reconvertidos en cargueros. Así lo ha marcado la Administración Federal de Aviación (FAA), sumándose a la exención emitida por la Agencia Europa de Seguridad Aérea (EASA) que, en su caso, aplicará esta medida a finales de año.

Actualmente, solo cuatro aerolíneas representan el 72 por ciento del mercado de ‘preighter’, aviones de pasajeros-cargueros, cifra que podría concentrarse aún más a medida que se aproxima la fecha marcada por la FAA.

Nuevos datos de Cargo Facts Consulting (CFC) muestran que, en la tercera semana de junio, las aerolíneas operaron 1.461 vuelos de pasajeros y cargueros y, de ellos, Qatar Airways operó el 28 por ciento, American Airlines el 18 por ciento, Air Canada el 15 por ciento y United el 10 por ciento.

Dos tercios de los vuelos se realizaron en América, y los destinos europeos y asiáticos representaron solo 34 vuelos cada uno, según CFC.

Así lo afrontan las aerolíneas

Austrian Airlines ha afirmado haber terminado sus operaciones de carga completa y estar restaurando los asientos en sus dos 777 para transportar pasajeros a partir de julio. Quitar los asientos había agregado un 35 por ciento más de capacidad de carga a la aeronave.

Lufthansa Cargo, que dirige el negocio de carga de Austria, afirmó que volaba aviones de pasajeros- cargueros “solo ocasionalmente”, pero agregó: “Más y más vuelos de aerolíneas de pasajeros están regresando, cuya capacidad de carga podemos usar después”.

Sin embargo, la aerolínea hermana Swiss todavía opera algunos pasajeros-cargueros, con 10 vuelos en la tercera semana de junio, según CFC.

Con la tradicional temporada baja en marcha, los operadores de cargueros, en particular, buscan retirarse de los cargueros-pasajeros, con la excepción de Qatar.

La fecha límite de la FAA para la exención expira el 10 de julio, pero en marzo Airlines 4 America solicitó una extensión de un año y, a pesar de la fecha límite que se avecina, aún no se ha anunciado una extensión.

Hasta el momento, la única aerolínea que ha apoyado públicamente una nueva extensión es el operador de carga National Airlines.

Un modelo de aplicación excepcional

En lo que respecta a las líneas europeas, EASA ha dado más margen para la readaptación de las flotas, afirmando que actualmente están trabajando para determinar si es necesaria una nueva exención más allá de finales de 2021, hecho que solo podría producirse en el caso de garantizar la seguridad.

{advpoll id=’723′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}

Para la tripulación, el cierre de este capítulo en la carga aérea parece ser una buena noticia, según ha subrayado el director ejecutivo de HACTL de Hong Kong, Wilson Kwong.

“Las operaciones actuales de pasajeros- cargueros requieren mucha mano de obra. Asimismo, los tiempos de carga para estos vuelos son mayores, por lo que tenemos que presentar la mercancía entre cinco y seis horas antes de lo normal, lo que ejerce una presión considerable sobre nuestras operaciones y recursos”.

Deja un comentario