Los costes de las devoluciones duplican a los de las entregas

Al aumento extraordinario de las transacciones del comercio electrónico, le ha salido un gran enemigo: las devoluciones. Según el Observatorio Cetelem 2021, se calcula que el 30 por 100 de las compras de ecommerce de los españoles se devuelven, generando una merma en la facturación del 4 por 100 de cualquier tienda online. Los costes de traslado y gestión de las devoluciones duplican a los de las entregas, porque, entre otras cosas, su correcta logística inversa requiere de personal que verifique su estado cuando llegan al almacén de vuelta. Además, las devoluciones al fabricante suponen para las distribuidoras un coste añadido más.

Por ejemplo, según un estudio realizado por EAE Business School, los consumidores españoles devuelven el 50 por 100 de las compras en línea realizadas durante el Black Friday. En él, se sitúa a España como el cuarto país europeo con mayor volumen de compras devueltas, una cifra que está por encima de la registrada en periodos en los que no hay promociones (30 por 100) y el de la venta tradicional (6 por 100).

Resarcimiento de costes añadidos: la reventa en palés

Las grandes plataformas de comercio electrónico han ideado una fórmula para mitigar el gasto que supone la devolución: la reventa. Aquellos productos, que no pueden ser vendidos de nuevo, en vez de destruirlos, se venden por un canal secundario en el que quien compra acepta que el producto es una devolución y puede no estar en perfecto estado.

Nace así el negocio de plataformas como Amazon Returns o Direct Liquidation, que compran como lotes los productos devueltos y en sus webs se hace una descripción genérica del tipo de producto que hay en los palés (ropa, electrodomésticos, juguetes, etc.). Se ponen a subasta, en la que el comprador (empresa o particular) que ofrece la puja más alta recibe el lote en casa. Ni la empresa que vende ni el primer vendedor (Amazon o Walmart, por ejemplo) se hacen cargo del estado de los productos ni de su originalidad.

Reembolsos de dinero al cliente sin contrapartida

Ante el elevado coste de la gestión de las devoluciones, sobre todo durante el periodo de las compras de Navidad o del Black Friday, los gigantes del comercio electrónico han optado por reembolsar al cliente el precio de los artículos defectuosos o que no cumplen con las expectativas del consumidor y ni siquiera pedirle que los devuelva. Con esta estrategia, las plataformas de ecommerce consiguen un aparente beneficio doble: por un lado, un ahorro de los costes de transporte y gestión de la devolución, que no compensan el hecho de recuperar el producto, y, por otro, la indudable satisfacción del cliente, quien se ve obsequiado y además se libera de tener que gestionar el retorno.

Las devoluciones gratuitas, el telón de Aquiles de las distribuidoras

En este contexto, la práctica de las devoluciones gratuitas por las distribuidoras ha contribuido a reforzar el pensamiento de que uno de los grandes inconvenientes del ecommerce es que el cliente tenga que gestionar y pagar por las devoluciones. De hecho, según el Observatorio Cetelem 2021, pagar por hacer una devolución se considera el segundo aspecto más negativo de la compra online por parte de los compradores.

Resulta evidente que esta política de devoluciones es perjudicial para las empresas y no puede mantenerse sine die. Una de las herramientas que ya se empiezan a utilizar es el uso de macrodatos para clasificar a los clientes en función del número de devoluciones que realizan. Así, empresas como Amazon ya empiezan a eliminar de sus cuentas a los clientes que sobrepasan un determinado número de devoluciones.

En Valencia se buscan 40 trabajadores logísticos para carga y descarga

La logística se mantiene estable en la necesidad de empleo. Hace falta personal en los diferentes campos de la logística: conductores, estibadores, carretilleros, mozos de almacén… El puerto de de Tarragona está bloqueado porque no hay suficiente trabajadores para realizar la carga y descarga de los buques.

Ahora, Adecco tiene abierto un nuevo proceso de selección para cubrir 40 vacantes de operarios/as logísticos en Valencia, en concreto en la zona de El Puig y Sagunto.

La compañía seleccionará 40 mozos/as de almacén para dos centros logísticos en los municipios de El Puig y Sagunto con el objetivo de realizar la carga y descarga manual de packs de latas de bebidas en contenedores siguiendo un mosaico.

Para estas posiciones se requiere experiencia previa en carga y descarga manual (sin herramientas) de contenedores, se valorará el carné de carretillero/a.

Adecco ofrece un contrato temporal hasta los 6 meses con posibilidad de continuidad a indefinido en función de la producción, de 25 horas semanales ampliable a 35 horas, en horario de lunes a viernes (con posibilidad de algún sábado puntualmente), en turno de mañana o tarde (de 06:00h a 13:00h o de 13:00h a 20:00h), con flexibilidad horaria ya que los horarios se estipulan en función de las cargas.

Del Black Friday al Cyber Month, otro desafío para la logística

Noviembre adelanta las compras de Navidad y el Black Friday desciende en su volumen de transacciones para compartirlo con el tirón de la demanda de productos durante todo el mes. Se habla ya del Cyber Month, en el que la compra online se convierten en la opción preferida por los consumidores y la logística debe dar otra vuelta de tuerca a su desafío.

España también se contagia con las compras masivas de noviembre

Llega la celebración del Black Friday en todo del mundo, también en España, que pivota en el entorno del 25 de noviembre, y nada mejor que conocer los datos y estadísticas comerciales de este día en años anteriores para diseñar las mejores estrategias de marketing y logística posibles de cara al próximo acontecimiento.

Las ventas del comercio minorista en España regresaron a tasas positivas en el mes de noviembre de 2021, al subir un 5,9 por 100 respecto al mismo mes de 2020, su mayor repunte interanual desde el pasado mes de mayo, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La facturación del comercio minorista registraba su cuarto mejor dato interanual del año.

La tasa interanual de noviembre fue 8,4 puntos superior a la de octubre, y en la serie corregida de efectos estacionales y de calendario, las ventas del sector en noviembre supusieron un aumento interanual del 4,9 por 100 (tasa 5,6 puntos superior a la de octubre).

Los europeos se lanzan a las gangas del «Viernes Negro»

Los datos de ventas online del viernes negro en 2021 en las principales potencias de la economía europea, reflejan un aumento significativo con respecto a semanas precedentes del mes de noviembre, pero menos importante que el que tuvo lugar entre 2019 y 2020.

En Francia, las ventas online de Black Friday 2021 fueron un 40 por 100 superiores a la media del 1 al 7 de noviembre de 2020. En 2020, el pico fue del 51 por 100. Aunque ha disminuido con respecto a 2020, el aumento de las ventas online con respecto a principios de noviembre de este año ha sido considerable, con un incremento de casi el 160 por 100. Las categorías que más aumentaron fueron las de electrónica de consumo (+185 por 100), ropa (+179 por 100) y joyería-lujo y gafas (+174 por 100).

En Alemania, las ventas online alcanzaron un máximo del 32 por 100 en comparación con la media del 1 al 7 de noviembre de 2020. Esta cifra es bastante inferior al aumento del 84 por 100 de 2020. Las categorías de estilo de vida, electrónica de consumo y hobbies y ocio, fueron las que más crecieron en comparación con 2021, con un aumento del 190 por 100, 181 por 100 y 174 por 100, respectivamente.

En el Reino Unido también se ha producido un menor aumento de las ventas online el Black Friday de 2021, con un aumento del 218 por 100 respecto a principios de noviembre del año pasado. El ejercicio de 2020 registró un aumento del 288 por 100 en el mismo periodo. En comparación con la media de principios de noviembre de 2021 las ventas online crecieron un 247 por 100. Al igual que en EEUU, las ventas de la categoría joyería-Lujo-Gafas experimentaron un enorme crecimiento, un 405 por 100. Otras categorías importantes fueron estilo de vida (aumento del 378 por 100) y ropa (incremento del 254 por 100).

Estados Unidos, la misma tendencia que en Europa

La misma tendencia europea se reproduce en Estados Unidos: las ventas online durante el Black Friday de 2021 aumentaron un 271 por 100 en comparación con la media del 1 al 7 de noviembre de 2020. Esta cifra es inferior al máximo del aumento del 285 por 100 registrado en el mismo tramo temporal, pero entre 2019 y 2020. No obstante, si en lugar de utilizar los datos que arrojan el Black Friday, utilizamos el nuevo término del Cyber Month del mes de noviembre, las ventas de las tres primeras semanas de 2021 aumentaron un 26 por 100 en comparación con el mismo periodo en 2019. Esta cifra es ligeramente inferior a las ventas de 2020, que aumentaron un 31 por 100 respecto a las del 2019.

Un nuevo desafío logístico

La punta de consumo del Black Friday, provocada sobre todo por el canal online, como antesala de las compras navideñas, tiene su reflejo en forma de tensión de la cadena de entregas en la logística, tanto para las tiendas on-line, que deben prever el suficiente soporte por parte de sus proveedores, como por parte de estos, que deben dimensionarse adecuadamente para la ola de pedidos a entregar en muy poco tiempo.

Ahora el cambio de modelo estacional que se anuncia del Black Friday + Cyber Moday, que concentra ventas y entregas en apenas dos semanas, al denominado Cyber Month, tendrá su efecto inmediato, de nuevo, en la logística. Por un lado, positivo, ya que debería allanar los incrementos de entregas a gestionar y realizar al contemplar un periodo más largo. Pero por otro si el incremento es sostenido, obligará a los operadores y couriers a sobredimensionarse en infraestructura y recursos humanos no para dos semanas sino, al menos, para cuatro, sin poder prever –aún no hay datos previos de este nuevo escenario- dónde estarán las puntas y valles de la demanda.

La falta de personal y no una huelga, es el motivo de la congestión en el puerto de Tarragona

Hasta siete barcos han llegado a estar esperando para ser descargados en las instalaciones del Puerto de Tarragona. Desde hace dos meses, el puerto de Tarragona acumula importantes retrasos el operaciones de carga y descarga, llegando hasta tal punto, que Jorge de Saja, director general de CESFAC, la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales, declaraba al Área de Logística de C de Comunicación, “que el puerto de Tarragona está sufriendo una huelga encubierta de estibadores.

Eso, junto a otros factores colaterales, con problemas en descargas y retrasos en los análisis, hacen que el puerto esté escasamente operativo y se esté produciendo una distorsión importante en la importación de materias primas.

“Hay materias primas, a veces están físicamente disponibles ya en España, pero detenidas en el puerto, lo que está provocando problemas de distorsión en el suministro que se traslada al precio de la producción de pienso española”, afirmaba Jorge de Saja.

Ahora, el Puerto de Tarragona (APT) va a aplicar medidas complementarias en la estiba para descongestionar sus muelles y las empresas estibadoras van a reforzar refuerzan los equipos de estiba con trabajadores de ETT y reasignando de muelle a barco personal eventual habilitado.

“Los muelles de Tarragona acumulan barcos pendientes de ser cargados y descargados debido a los bajos rendimientos de la operativas portuarias de estos dos últimos meses. La APT requirió hace dos semanas a las empresas estibadoras que activasen los mecanismos necesarios para descongestionar el Port y atender debidamente las cargas y descargas de buques que actualmente se encuentran en el puerto y las escalas futuras, así como otras tareas complementarias como el transporte horizontal y las entregas, de acuerdo con las obligaciones de continuidad y regularidad adecuadas para solucionar esta situación», reconocen desde la Autoridad portuaria.

Desde este lunes, y para atender las demandas de los estibadores de movilizar mayor personal, las empresas estibadoras han empezado a aplicar las medidas complementarias que permitirán aumentar la capacidad de la estiba en un 30 por ciento, tal y como anunciaron la semana pasada. Para ello, se contratarán los primeros trabajadores de ETT.

Adicionalmente se destinan a buque los trabajadores eventuales habilitados que antes cubrían tareas complementarias. De esta manera se han reforzado los equipos de estiba y se ha optimizado su composición y distribución para atender la alta demanda existente y descongestionar el Port de Tarragona. Las estibadoras también han incorporado personal propio existente en tareas auxiliares no relacionadas con el buque.

Las empresas están estudiando aplicar más medidas complementarias relacionadas con la organización del trabajo y la formación para incorporar en el plazo más breve posible más mano de obra para hacer frente a un mes de octubre que se presenta muy intenso en las dársenas tarraconenses ya que se esperan unas inusuales 400.000 toneladas de cereales de importación adicionales debido a las malas cosechas de España y Francia.

Tres ejes de diálogo

La APT también celebra la creación de tres ejes de diálogo entre empresas y trabajadores de la estiba para desencallar la situación derivada del cambio del marco legislativo laboral de la estiba. El diálogo se ha establecido en tres ámbitos diferentes:

  • Eje 1: para la liquidación del CPE
  • Eje 2: para tratar el futuro sistema de organización del trabajo
  • Eje 3: para resolver con medidas urgentes la congestión del puerto

Amazon no retomará la construcción de nuevas plataformas a corto plazo

La cancelación de la construcción de plataformas logísticas anunciadas por Amazon en 2022 ha sido una constante en los últimos meses. Desde el país de sus propios cuarteles generales, Estados Unidos, hasta en los más remotos rincones del planeta, el gigante ha decidido frenar en seco su expansión para encarar con garantía los nuevos tiempos. España solo ha sido la réplica a una estrategia a nivel mundial.

En Estados Unidos, se caen 12 centros logísticos y otros proyectos de ampliación

Actualmente, Amazon mantiene operativos más de 175 centros logísticos de alto nivel en todo el planeta. Esto se traduce en unas capacidades de logística y distribución extremadamente amplias, que han permitido a la empresa global ofrecer entregas con escaso margen temporal con respecto al momento en que son realizados algunos pedidos. En total, más de 150 millones de metros cuadrados de superficie en los centros logísticos de todo el mundo. Según Amazon, los tamaños de los centros logísticos van desde 37.000 hasta 92.000 metros cuadrados.

No obstante, los efectos de la pandemia en el descenso del consumo en los hogares han obligado a frenar en seco los planes de expansión de la compañía de EEUU mediante la cancelación de construcciones de nuevas plataformas logísticas para el año 2022 o suspensión de la ampliación de otras.

Por lo que respecta a Norteamérica, el gigante del comercio digital ha paralizado los proyectos de 12 plataformas anunciadas tras la caída de las transacciones comerciales en el primer trimestre de 2022. La decisión de la cancelación de nuevas edificaciones y de no acometer la ampliación de otras se ha repetido a lo largo de todo el mundo.

Así, en España las anunciadas construcciones de Reus, Girona, Sevilla y Vitoria se han frenado en seco. En total, alrededor de 150.000 metros cuadrados de suelo de almacenaje que la compañía tenía previsto erigir en España y que finalmente no verán la luz por sobreoferta y la caída de la demanda. El mayor de los cuatro inmuebles es el que se proyectaba en Reus, con una superficie de hasta 8 hectáreas. Vitoria y Sevilla sumaban 3 hectáreas cada uno y en Girona tenía previsto levantar la plataforma sobre 12.000 metros cuadrados. Resulta evidente, que la situación de incertidumbre económica creada por la inflación galopante o la subida de tipos de interés del dinero (sobre todo, en los créditos para el consumo) no permiten augurar un relanzamiento de estos proyectos a corto plazo.

Pero no todo son malas noticias. En junio pasado, arrancaban las obras para completar la plataforma logística de Badajoz con 72 hectáreas más. Por otra parte, la empresa también ha mantenido los proyectos de centros logísticos como el que está promoviendo en Figueres (Girona) sobre una extensión de 175.000 metros cuadrados y Onda (Castellón), que abría sus puertas el pasado verano y que se unía a uno de los ocho almacenes de primera milla de España o a los que tiene en marcha en los alrededores de Madrid.

Adaptación de proyectos a nuevas realidades

Por otro lado, el pasado mes de julio, Amazon detenía la construcción de seis nuevos edificios de oficinas en Bellevue (Washington) y Nashville (Tennessee) para reevaluar los diseños y el trabajo híbrido, según un portavoz autorizado de la compañía, y Bloomberg News ha informado que también daba marcha atrás en sus planes de expansión de oficinas en la ciudad de Nueva York.

Paralización sagrada

Como anécdota, en el primer trimestre del año, se producía la paralización de la construcción de una plataforma logística de Amazon, por motivos que nada tienen que ver con variables puramente económicas. La justicia sudafricana ordenaba paralizar la construcción de un gran proyecto urbanístico en Ciudad del Cabo que tenía como principal núcleo una sede y almacén de la compañía Amazon. El motivo, estar sobre terreno sagrado para las comunidades khoi y san, grupos étnicos indígenas originarios de Sudáfrica.

El litio se encarece un 193 por ciento en el último año y amenaza a la industria de las baterías y del vehículo eléctrico

La fiebre del oro sacudió el panorama mundial a mediados del siglo XIX. Ahora, otra fiebre sacude el mundo: la del litio. Para muestra, un botón; entre 2016 y 2020, con la industria del vehículo eléctrico todavía ‘en pañales’, la demanda de litio se duplicó. Además, solo tres países, Australia, Chile y China, suponen casi el 90 por ciento de la producción mundial.

A diferencia del resto de metales de interés para el sector logístico, como el aluminio y el cobre, cuyos precios han descendido hasta situarse por debajo de los precios que registraban antes del comienzo de la guerra en Ucrania, la cotización del litio no ha dejado de crecer en los últimos meses. En los últimos 12 meses se ha encarecido un 193,27 por ciento, un 80 por ciento en lo que va de 2022.

De hecho, el litio, componente clave para las baterías de carretillas elevadoras, los vehículos eléctricos y para el almacenamiento de energía, por ejemplo, en instalaciones fotovoltaicas, ha registrado su precio más elevado de toda la historia este mes de septiembre al cotizar en China a 501.500 yuanes tonelada; el 28 de septiembre del año pasado rondaba los 175.000 yuanes/tonelada. Es decir, su coste se ha multiplicado por tres.

Causas de esta espiral inflacionista

Desde Tradings Economics apuntan a dos causas fundamentales: el aumento de la demanda y la escasez. En primer lugar, este incremento de la demanda coincide con la puesta en marcha de incentivos por parte de los gobiernos locales chinos para impulsar la movilidad eléctrica, lo que supone un incremento notable de la demanda de vehículos eléctricos.

Algo similar ocurrirá próximamente en Estados Unidos, una vez se ha aprobado la ‘Ley de reducción de la inflación’, que incluye exenciones fiscales para la compra de vehículos eléctricos, aunque esta situación cada vez es más común en diferentes países a lo largo de todo el mundo, entre ellos España.

Por otro lado, este incremento de la demanda coincide con un periodo de menor oferta. Esto se debe a que las últimas olas de calor que ha sufrido China crearon una crisis energética que obligó a parar a diversos productores de litio del país asiático. La escasez llevó a los fabricantes de automóviles como Ford y Stellantis a competir por contratos de suministro a largo plazo, explican desde el portal Tradings Economics.

 

Los transportistas advierten de un posible desabastecimiento de Madrid en enero

El Comité Madrileño de Transporte por Carretera considera inasumible la prohibición de acceso al Distrito Centro de Madrid, que entrará en vigor el 1 de enero de 2023 y que afectará al 60 por ciento de los vehículos de transporte que en la actualidad hacen el reparto y distribución de las mercancías en Madrid.

El Departamento de Mercancías del Comité Madrileño de Transporte por Carretera (CMTC), ha solicitado al Ayuntamiento de Madrid que de forma urgente modifique el calendario de renovación de flotas de distribución urbana de mercancías (DUM) previsto en la vigente Ordenanza de Movilidad Sostenible (OMS).

Esta Ordenanza prevé que, a partir del 1 de enero de 2023, es decir, a escasos tres meses, no puedan acceder al Distrito Centro los vehículos de transporte ligero con distintivo B (hasta 3,5 tns. de MMA) y los pesados sin distintivo (más de 3,5 tns. de MMA), lo que representa aproximadamente el 60 por ciento de la flota actual.

“De aplicarse esta medida tan restrictiva, acarreará problemas de abastecimiento en todo el centro de Madrid, debido a que el sector del transporte ha sido discriminado respecto al resto de comerciantes de la zona, ya que el Ayuntamiento los equiparó a los vecinos en cuanto al régimen de accesos en la última modificación de la Ordenanza. Sin embargo, el sector del transporte ha sido el gran olvidado pese a la actividad tan esencial que desarrolla y así ha demostrado durante la pandemia”, asegura el Comité.

“El Consistorio de Madrid sigue sin tener en cuenta que se trata de un sector económico que está atravesando por momentos de enorme dificultad económica por la fuerte subida de los precios de los combustibles, que provoca una imposibilidad inversora para renovar su flota, cifrada en 900 millones de euros para poder cumplir con el calendario establecido en la OMS. A ello se suman los importantes retrasos de los concesionarios de camiones y furgonetas en la entrega de los vehículos adquiridos, con plazos de espera que en algunos casos superan el año”, explican.

Horarios de reparto irracionales

Además, según los horarios de acceso al Distrito Centro que vienen establecidos para los vehículos de distribución de mercancías, la actividad de reparto obliga a ser realizada de forma irracional concentrada toda en horario de mañana, principalmente, cuando más desplazamientos realizan los ciudadanos, con el consiguiente aumento de atascos y saturación de las plazas reservadas para carga y descarga.

Por ello, CMTC también solicita a la Administración que estos horarios sean más escalonados y se permita el reparto por la tarde ya que actualmente no lo tienen permitido.

Igual que con Manuela Carmena

“Conviene recordar que el actual equipo de Gobierno municipal se mostró muy crítico con la regulación de Madrid Central que planteó en 2018 la anterior alcaldesa, Manuela Carmena. Pues bien, respecto al transporte de mercancías la regulación ha quedado prácticamente igual, y ello a pesar de los diferentes acontecimientos ocurridos desde entonces y que afectan de una manera muy negativa a la capacidad inversora de los autónomos y las pymes del sector del transporte”, añaden.

Agravio en Plaza Elíptica

Par el CMTC, “una prueba más del agravio y acoso a la actividad de reparto y distribución de mercancías es la indiscriminada actuación sancionadora que están sufriendo los transportistas diariamente que circulan por la Plaza Elíptica y alrededores por parte del Ayuntamiento de Madrid, imposibilitándoles la entrada y salida a la ciudad de Madrid por una de sus arterias principales, como lo es la A-42”.

La entrega de mercancías con drones en Europa sigue la senda exitosa de Estados Unidos

A pesar de las limitaciones de seguridad que impone la navegación aérea, los drones convertidos en vehículo de entrega de mercancías de la última milla empiezan a ser algo más que una experiencia piloto en territorio europeo. A la zaga de un sistema que ya tiene más recorrido en Estados Unidos, el reparto en Europa trata de obtener ventajas de una realidad que empieza a superar su etapa experimental.

Luz verde en territorio europeo con exigencias de seguridad aérea

La normativa europea del uso de drones contiene medidas de seguridad que se relacionan con la legislación aérea. No obstante, hay que tener en cuenta que las limitaciones no son las mismas para las actividades de servicios excluidas por EASA, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (a las que será de aplicación el Reglamento (UE) 2018/ 1139 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de agosto) y las tareas o servicios no EASA (actividades o por servicios militares, de aduanas, policía, búsqueda y salvamento, lucha contra incendios, control fronterizo, vigilancia costera o similares, etc.).

En el ámbito concreto de la logística, ya se plantean retos tecnológicos como el de la cobertura de la señal entre el operador y el dron, la autonomía de las baterías o el impacto medioambiental. La incorporación de drones a las tareas de reparto también tendrá que resolver dudas legales para que los drones compartan espacio aéreo y se integren de forma paulatina en las ciudades. Esa implantación deberá compaginarse con los sistemas de reparto tradicionales de la última milla en los entornos urbanos de alta densidad de población, que ya cuentan con limitaciones importantes.

Las experiencias del uso de drones en situaciones de emergencia y catástrofes, que han permitido acceder a lugares de difícil llegada en los últimos años, han posibilitado que algunos operadores logísticos hayan desarrollado proyectos relacionados con el reparto de mercancías a lugares de difícil acceso. Las enseñanzas han permitido ir abordando los problemas que se han ido presentando en estos ensayos iniciales.

Incluso, fuera de la utilización de los sistemas de aeronaves no tripuladas en situaciones límite, se han utilizado en otras tareas más relacionadas con el reparto de mercancías en zonas urbanas, en las que rápidamente están demostrando sus ventajas como es la supervisión o control a distancia de trayectos concretos. Además, han demostrado su eficacia en la realización del inventario de mercancía en los almacenes, que agiliza un proceso para rebajar su duración de días a horas.

Estados Unidos ya tiene un camino recorrido con limitaciones legales

En agosto de 2020, la Federación de Aviación de Estados Unidos (FAA) autorizaba a la compañía Amazon el uso de drones para entrega de mercancías, un servicio que, posteriormente, se ha seguido realizando. La firma de comercio electrónico realizó enormes inversiones en una red logística que le viene permitiendo entregar rápidamente los productos adquiridos por sus clientes a través de su red Prime Air. La visión de la compañía al hacer el uso de esta tecnología es hacer realidad la entrega de la mercancía en 30 minutos, lo que implica una reconfiguración de su cadena de suministro para poder cumplir con este propósito.

Con motivo de la pandemia, la compañía Walmart también ha llevado a cabo un programa piloto en El Paso, en la región de Texas (EE.UU.). La flota de drones entregaba paquetes de pruebas de COVID-19 a hogares que se encontraban en el rango de un kilómetro. Los artículos se empaquetaban en cajas y los clientes usaban una aplicación para aprobar la entrega cuando la mercancía se depositaba en su patio trasero.

En temas de seguridad aérea, Estados Unidos es uno de los países más estrictos con la normativa. Ha establecido un régimen jurídico para volar que inicialmente pasa porque el piloto apruebe el test trust de la FAA. Se trata de una prueba, previa formación online y gratuita, que no lleva más de 30 minutos, tras la que se realiza un test de seguridad de drones. Este requisito es obligatorio para todos los drones de más de 250 gramos, con independencia de que su uso sea comercial o recreativo. En cambio, si el dron pesa menos de 250 gramos, no hay que registrarlo.

El mercado de mensajería y paquetería supera los 8.000 millones de euros por primera vez

El sector de mensajería y paquetería generó unos ingresos de 8.310 millones de euros en 2021, lo que supuso un crecimiento del 7,2 por ciento respecto al año anterior, según el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA.

El segmento de paquetería empresarial siguió registrando un mejor comportamiento, ya que que en 2021 obtuvo unos ingresos de 5.560 millones de euros, un 8,2 por ciento más que en el año anterior.

Por su parte, el mercado de paquetería industrial prácticamente volvió al nivel previo al inicio de la crisis sanitaria, recuperando el volumen de negocio perdido a raíz del cese de la actividad industrial. Los ingresos por este tipo de servicio aumentaron un 5,4 por ciento, hasta los 2.750 millones de euros.

Internacional

La actividad internacional recuperó la tendencia alcista, pasando de retroceder un 5 por ciento en 2020 a aumentar un 8,2 por ciento en el ejercicio 2021. Esta evolución permitió alcanzar los 2.100 millones de euros, la cuarta parte del negocio total. Destaca el sensible incremento del comercio exterior de bienes tras la reapertura de las fronteras.

En cuanto a las operaciones en el ámbito nacional, generaron una facturación de 6.210 millones de euros, con un incremento del 6,9 por ciento.

El valor del mercado podría registrar un crecimiento medio anual de alrededor del 4-5 por ciento en el período 2022-2023, superando ya en el último año los 9.000 millones de euros. Estas previsiones se sustentan en el ascenso de la actividad en el sector servicios y las principales ramas manufactureras, el marcado crecimiento del comercio electrónico y en el impulso por la subida de los precios.

Desaceleración en la demanda

Sin embargo, la demanda de servicios de mensajería y paquetería experimentará al cierre de 2022 una desaceleración respecto al año 2021, debido a la pérdida de empuje que está experimentando la economía nacional e internacional. Los efectos de la guerra de Ucrania, la subida del precio de la energía o las altas tasas de inflación están lastrando el crecimiento del consumo de los hogares y la producción industrial.

Aumenta el número de empresa logísticas

En 2021 siguió aumentando notablemente el número de empresas logísticas y de transporte dedicadas a prestar servicios para operaciones de comercio electrónico. Sin embargo, sigue apreciándose un alto grado de concentración de la oferta en el mercado de mensajería y paquetería. Los cinco primeros grupos de paquetería empresarial reunieron en 2021 el 52 por ciento del mercado, en tanto que las cinco primeras compañías del segmento de paquetería industrial alcanzaron una cuota de mercado conjunta del 4 por ciento. 

Logista adquiere Carbó Collbatallé y se refuerza en transporte de temperatura controlada y congelados

Logista ha comprado el 100 por cien de la actividad de transporte y logística de alimentos refrigerados y congelados escindida del Grupo Carbó Collbatallé. Se trata de la tercera adquisión del Grupo tras la compra en junio de Transportes El Mosca y del courier Speedlink en febrero.

El Grupo Carbó Collbatallé seguirá manteniendo la explotación de su actividad patrimonial. 

Se espera que el cierre de la transacción se produzca durante los primeros días de octubre 2022.

La compañía, con sede en Barcelona, cuenta con una red de 14 plataformas logísticas en España que suman cerca de 45.000 m2 con 210.000 m3 de cámaras bi-temperatura que permiten un almacenamiento de 25.000 palés EUR en congelado y/o refrigerado; así mismo, a cierre del año 2021 disponía de una flota de 57 cabezas tractoras y empleaba a cerca de 360 trabajadores directos. Registró unas ventas consolidadas en 2021 de aproximadamente 47 millones de euros y un EBITDA de 11 millones de euros.

Fundada en 1976 por la familia Carbó, el Grupo es propiedad de la primera generación de la familia fundadora.

Grupo Carbó Collbatallé, está especializada en soluciones a medida para preservar la cadena de frío, la calidad y la seguridad de los alimentos durante todo el proceso logístico, realizando una gestión global e integral de todas las necesidades logísticas de sus clientes y asegurando desde el origen hasta los centros de consumo, que los alimentos frescos y congelados lleguen en perfecto estado a su destino.

Mediante esta adquisición Logista refuerza el catálogo de servicios que ofrece a sus clientes, al incorporar capacidades complementarias en temperatura controlada, fundamentalmente en el rango de congelado. De este modo, la posición de Logista en la distribución alimentaria se ve fortalecida al poner a disposición de los clientes que así lo requieran, el servicio tri-temperatura en su distribución. Al mismo tiempo, esta adquisición refuerza el compromiso de excelencia en el servicio tanto a los clientes de Logista, como a los de Carbó Collbatallé.

El acuerdo alcanzado contempla la adquisición del 100 por cien del capital de la sociedad Carbo Collbatallé, por 51 millones de euros. Esta sociedad es la receptora de toda la actividad de transporte y logística hasta hoy desarrollada por las mercantiles que integran el Grupo Carbó Collbatallé. 

Íñigo Meirás, consejero delegado de Logista ha comentado: “Me complace anunciar la adquisición de Carbó Collbatallé. Esta adquisición se enmarca dentro de la estrategia de crecimiento inorgánico comunicada al mercado. Esta transacción contribuye a reforzar nuestra posición dentro del transporte a temperatura controlada en España complementando nuestras capacidades actuales, extendiéndolas con el rango de congelado para el sector de la alimentación. La integración de una empresa que comparte con Logista la vocación de servicio al cliente a través del desarrollo de soluciones personalizadas y de la excelencia en las operaciones supone una oportunidad de crecimiento y de creación de valor para nuestros accionistas”.