“La de ahora es una concentración interesante pero no preocupante”

EVOLUCIÓN DEL SECTOR. PRINCIPALES CAMBIOS Y TENDENCIAS POR LA PANDEMIA.- En general, el sector ha demostrado una gran capacidad de resiliencia y ha sido capaz de salir reforzado del mayor desafío al que se ha enfrentado. Aun así, económicamente, la evolución ha sido bastante desigual dependiendo de las circunstancias que iba marcando la pandemia. A los supermercados nos ha ido bien y las cadenas regionales incluso hemos ganado cuota de mercado a las enseñas con implantación nacional. En cambio, otros formatos han acusado la falta de proximidad, o los distribuidores del canal Horeca, que son los que peor lo han tenido por los cierres y restricciones de la hostelería. Pero más que el resultado económico, que no deja de ser circunstancial y que no se va a repetir, creo que la mejor valoración del sector la hemos de medir esta vez en términos de reputación y prestigio. El reconocimiento y el respeto que hemos logrado el sector y toda la cadena agroalimentaria es de un valor incalculable y va a permanecer en la memoria colectiva durante mucho tiempo. En cuanto a los cambios y tendencias detectados en el consumidor, destacaría su preocupación por la seguridad y por todo lo relacionado con una alimentación saludable. Respecto a la seguridad, esa preocupación ha ido también en paralelo a la propia evolución de la pandemia. Así, al principio, era casi su única guía, pero ahora ese miedo primero ya se ha sosegado. Somos conscientes de que la pandemia no ha terminado, pero también nos hemos hecho ya a la idea de que hay que convivir con el virus, tenemos más que interiorizadas las medidas de seguridad y nos sentimos más protegidos tras la vacunación masiva. Lo que sí se mantiene e incluso va cada día a más es el interés por todo lo saludable. Ya era una tendencia marcada antes de la pandemia, pero es que esta la ha disparado. “No puedes centrar toda tu estrategia solo en el precio porque siempre habrá otro competidor dispuesto incluso a alguna locura” LA COMPAÑÍA EN ESTE CONTEXTO. HITOS EN LOS ÚLTIMOS 12 MESES.- Dentro de ese comportamiento desigual que ha habido en el sector, nosotros hemos sido de los afortunados porque hemos crecido un 10,1% respecto a 2019, llegando a facturar 332,5millones. Y eso que nos ha pasado factura la caída del turismo del verano pasado. En cualquier caso, la pandemia ha puesto en valor nuestro modelo: especialización en el producto fresco, proximidad, surtido y precios competitivos y atención especializada. Entre los hitos de nuestra empresa destacaría la rápida capacidad de respuesta en un momento tan difícil -y en esa respuesta incluyo a toda la plantilla, que se ha portado de manera inmejorable- y el hecho de que no hemos renunciado a los objetivos que nos habíamos propuesto antes de que estallara la crisis sanitaria en cuanto a las aperturas y reformas que habíamos previsto. EJES PRINCIPALES DE CRECIMIENTO Y SU PAPEL EN LA COMPAÑÍA.- Lógicamente siguen siendo la salud y la seguridad, puesto que el virus no ha desaparecido, además de la conveniencia y la sostenibilidad. Hemos visto como el consumo de frescos se ha multiplicado como nunca hasta ahora, sobre todo en el caso de las frutas y verduras al ser lo primero que se asocia con la idea de alimentación saludable. A nosotros, esta tendencia nos ha venido muy bien porque el producto fresco siempre ha sido nuestra especialidad y antes de la pandemia ya suponía el 40% de nuestra facturación. Lo que estamos potenciando ahora es el producto fresco de proximidad porque genera confianza en el cliente (confía más en lo que conoce), como medida de apoyo a nuestro sector primario y por el parámetro de sostenibilidad que tanto nos importa. En cuanto a la conveniencia, cada vez es mayor la demanda de surtido que resuelva y facilite la vida de los consumidores. De ahí el éxito que está teniendo nuestra sección Cocina, porque además de ahorrarle tiempo y trabajo en casa, los platos están elaborados siguiendo la dieta mediterránea para dar respuesta a esa preocupación por una alimentación saludable. EVOLUCIÓN DE LA MARCA DE DISTRIBUIDOR Y DESARROLLO DENTRO DE LA COMPAÑÍA.- Ha crecido, como siempre que hay consecuencias económicas negativas o incertidumbre en los hogares. Pero quizá no tanto como en la crisis económica de 2008 porque, al final, el factor precio ha tenido menos peso de lo que nos temíamos cuando estalló la pandemia. Como dato relevante, donde más ha subido esta vez la MDD ha sido en los productos de limpieza del hogar. En nuestro caso, no se ha potenciado especialmente la marca propia, pues nos hemos centrado en promociones eficientes que aseguren un carro de la compra económico. Así y todo, la marca la cuota de participación de la marca propia ha subido ligeramente respecto a 2019. LA VENTA ONLINE EN GRAN CONSUMO Y EVOLUCIÓN DENTRO DE LA COMPAÑÍA.- El acelerón tremendo que tuvo durante el confinamiento ya está superado y seguramente habrá ganado nuevos adeptos. No hay duda de que irá creciendo con el tiempo, pero hoy todavía está en unos porcentajes muy pequeños en alimentación. No diría que esté consolidado, pero sí que creo que ha salido reforzado a causa de la pandemia. En nuestro caso, a punto de lanzarlo, tuvimos que hacer correcciones porque vimos que no íbamos a tener unas condiciones óptimas de rentabilidad ni de servicio. Pero lo estamos solucionando y la previsión es activarlo en breve y hacerlo de forma gradual, priorizando las poblaciones de mayor densidad. RETOS Y DEBILIDADES A LOS QUE SE ENFRENTA EL GRAN CONSUMO. NUEVAS PALANCAS ESENCIALES.- Como sector nos sometimos el año pasado con éxito a la mayor prueba a la que nos podíamos enfrentar, lo que me da cierta tranquilidad respecto a nuestra capacidad de adaptación ante cualquier otra situación extraordinaria. Visto esto, la nueva hoja de ruta del sector estará marcada por la respuesta a las nuevas tendencias sociales que ha generado esta pandemia. En este sentido, en cuanto a productos y surtido, lo saludable primará por encima de todo; lo que determinará una mayor insistencia en los frescos sumado al factor proximidad. También el desarrollo de las secciones de platos listos para llevar (con los parámetros de calidad, seguridad y que presten un servicio al consumidor de hoy). Las otras tendencias tienen que ver con la concienciación cada vez mayor de la cuestión ambiental, ya sea respecto de productos (locales o de proximidad), respecto del modelo de tienda (diseñadas para una mayor eficiencia energética) o respecto de la propia política de la empresa (por ejemplo, que apueste por una movilidad cada vez más sostenible en cuanto a su flota de vehículos, que incluya puntos de recarga para vehículos eléctricos, etc. También será importante la digitalización, pero no solo referida al canal de venta digital, sino como herramienta para ayudar a la empresa a gestionar y a ahorrar tiempo. Por ejemplo, dentro de logística, para la optimización de rutas o la carga de camiones. “A los supermercados nos ha ido bien y las cadenas regionales incluso hemos ganado cuota de mercado a las enseñas con implantación nacional” ‘GUERRA DE PRECIOS’ EN LA DISTRIBUCIÓN ESPAÑOLA Y CONSECUENCIAS.- Alguno sí que se ha movido por ahí para arañar cuota de mercado, pero no comparto esa estrategia. Una cosa es que, por la gran competitividad de nuestro sector, estés muy pendiente de qué hacen los demás para no vender tú más caro y, en ese sentido, hacer ajustes. Pero no puedes centrar toda tu estrategia solo en el precio porque siempre habrá otro competidor dispuesto incluso a alguna locura. Además, ese escenario se puede complicar ahora con la subida de precio de las materias primas como consecuencia de la pandemia. A los fabricantes les va a costar más producir y eso se trasladará al precio final de la alimentación. ¿Qué haces entonces? ¿Entras en esa guerra de precios a costa de los márgenes e incluso contra la cuenta de resultados? A la larga es un error porque de algún sitio tendrás que contrarrestar esas pérdidas. ¿Qué haces entonces? ¿Dejas de innovar? ¿Rebajas la calidad? ¿Reduces las inversiones en materia medioambiental? Al final es tirarnos piedras contra nuestro propio tejado y una forma directa de acabar perdiendo competitividad. NUEVO ESCENARIO PARA EL RETAIL. CONCENTRACIÓN DEL SECTOR EN ESPAÑA Y MOVIMIENTOS.- Este es un sector muy activo y eso siempre implica movimientos. Los ha habido antes y los seguirá habiendo. Por eso, la de ahora es una concentración interesante pero no preocupante. En la pandemia, el consumidor ha visto que las enseñas regionales hemos respondido igual de bien o incluso mejor que las grandes. Al final, lo que de verdad le importa es la calidad y el servicio que le prestas, y ahí nosotros sacamos nota. PREVISIONES 2021.- Las previsiones pintan bien, aunque no puedo aventurar todavía una cifra porque la campaña de verano es muy importante para nosotros y cómo se comporte finalmente el turismo puede hacer variar el porcentaje de crecimiento previsto. El nacional sí que está dando síntomas de reactivación, pero persiste la incertidumbre con el internacional, especialmente el británico. No obstante, la evolución de ventas respecto a 2019 -porque compararla con 2020 no sería muy lógico por su excepcionalidad- sugiere una vuelta al ritmo de crecimiento previo a la pandemia.

Deja un comentario