Solo cuatro de cada 100 líderes de la cadena de suministro están preparados para el futuro

A pesar de que las organizaciones preparadas para el futuro son dos veces más eficientes y tres veces más rentables que sus pares, solo el 4 por ciento de las compañías pueden afirmar haber llegado a ese punto. Si bien un 34 por ciento espera alcanzar ese estado en 2023, el último estudio de Accenture subraya la necesidad de que las empresas “se pongan al día”, enfrentándose a un cambio tecnológico que va a una “velocidad y escala sin precedentes”.

Según el informe, la pandemia, calificada como la prueba de estrés más grande jamás vivida por el 81 por ciento de las compañías, ha expuesto cuánto puede la cadena de suministro hacer o deshacer en el éxito de una empresa. “Ha revelado vulnerabilidades ocultas y, en el proceso, ha llevado a los líderes del sector a la vanguardia del cambio”.

En esta línea, la consultora sentencia que “se han acabado los días en los que su único objetivo era la gestión de costes”.

¿Qué es ‘estar preparado’?

Accenture utiliza el identificador “preparado para el futuro” para indicar su nivel más alto de madurez operativa, en comparación con “estable”, “eficiente” y “predictivo”. El 4 por ciento de los líderes de la cadena de suministro que entran en esta categoría, dice la firma, han roto los modelos tradicionales y permitido la visibilidad en tiempo real en toda la cadena de valor.

También han transformado las formas de trabajar y han capacitado a su fuerza laboral para mantener el ritmo y adaptarse al cambio.

{advpoll id=’710′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}

Para esta investigación, Accenture trabajó con Oxford Economics para encuestar a 1.100 ejecutivos en todo el mundo, el 44 por ciento de los cuales eran de nivel C o equivalente. Los participantes abarcaron 13 industrias y 11 países.

Desafíos para la evolución

En general, los líderes de la cadena de suministro mencionaron la falta de una estrategia y tecnología cohesivas como su mayor desafío. Muchas funciones de la cadena de suministro todavía están limitadas por la tecnología heredada envejecida y funcionan en un mosaico de sistemas digitales y analógicos.

Esto, apuntan, evita que las empresas obtengan las recompensas que podrían ofrecer los conocimientos basados ​​en datos, incluida la capacidad de predecir y monitorizar cada acción a lo largo de la cadena de suministro. Los conocimientos también se pueden utilizar para reinventar cómo las empresas obtienen, planifican, fabrican, distribuyen y reciclan productos, pero los datos y la integración son clave.

“Si bien la cadena de suministro fue una vez un flujo lineal de bienes y servicios, hoy existe como una red de redes altamente integradas de cientos o miles de proveedores”, concluye Manish Sharma, CEO del grupo de Operaciones de Accenture.

Deja un comentario